Preguntas Frecuentes (FAQs)

 

24/10/2016

 

Pregunta: ¿Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS son seguras para el medio ambiente?

Respuesta: Sí. Estas plantas producen electricidad con un menor impacto para el medio ambiente comparando con casi cualquier otra fuente de electricidad, de acuerdo a la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los Estados Unidos (EPA). Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS operan en países desarrollados desde hace más de 30 años, satisfacen las normas ambientales más estrictas y emplean los equipos de control de emisiones más avanzados disponibles, incluyendo depuradores para el gas ácido, filtros de tela para las partículas, reducción no catalítica selectiva (SNCR) para controlar los óxidos de nitrógeno e inyección de carbono para controlar las emisiones de mercurio y de elementos orgánicos.

La tecnología de lecho fluidizado circulante (CFB) que se utilizará en la planta de Tizayuca, cumple y excede con el desempeño ambiental que exige la Norma Oficial Mexicana NOM-098-SEMARNAT-2002 para la Incineración de Residuos.

La UNEP (Programa Ambiental de las Naciones Unidas) menciona que “Los sistemas de lecho fluidizado son más consistentes en su operación que los de quema masiva y se pueden controlar de manera más eficaz para lograr una mayor eficiencia de conversión de energía, la cantidad de cenizas residuales es inferior y genera menos emisiones al ambiente.”.

La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca posee las mejores tecnologías de combustión de residuos sólidos urbanos (RSU), así como sistemas de limpieza y control de emisiones más avanzados. Las áreas donde se reciben, procesan y almacenan los residuos sólidos urbanos (RSU) y el combustible derivado de residuos (CDR) se construirán sobre geo-membranas de alta densidad y concreto para evitar impactos al suelo y al agua subterránea.

 

Pregunta: ¿Cómo afectan las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS a los gases de efecto invernadero (GEI)?

Respuesta: Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS reducen las emisiones de gases de efecto invernadero. Los estudios de ciclo de vida de estas instalaciones han demostrado que con la VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS se reduce el equivalente a una tonelada de dióxido de carbono (CO2) por cada tonelada de basura que se procesa.

 

Pregunta: ¿La VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS es una fuente de energía renovable?

Respuesta: Sí. La VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS es una fuente de energía renovable porque su fuente de combustible; los residuos sólidos urbanos (RSU), es sostenible y no agotable. Además, en los EE.UU. la Energy Policy Act de 2005, entre otras leyes, mas 24 estados y el Distrito de Columbia reconocen a los residuos sólidos urbanos como fuente de energía renovable.

La “Solid Waste Processing Division and Energy Committee” de la Asociación Americana de Ingenieros Mecánicos (ASME), apoya las iniciativas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS, así como:

Reconoce que es una tecnología probada.

Reconoce que reduce la generación de gases de efecto invernadero (GEI).

Reconoce que reduce la dependencia en combustibles fósiles.

Complementa el reciclaje y evita la proliferación de vertederos de basura.

Reduce el tráfico de camiones y las emisiones que estos generan.

Recupera metales lo que reduce las operaciones de minas contaminantes.

Provee una fuente de ENERGÍA LIMPIA, CONSTANTE Y RENOVABLE.

 

Pregunta: ¿Incinerar residuos en una planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS es peligroso para las personas que habitan en las comunidades cercanas y aledañas a esta?

Respuesta: No. Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS están sujetas a las más estrictas y completas evaluaciones de riesgo para la salud, que han demostrado repetidamente que convertir residuos en energía es seguro y efectivo. El National Research Council de los EE.UU. publicó un estudio que asegura que estas plantas están diseñadas para el aprovechamiento energético casi completo de los residuos y emiten bajas cantidades de contaminantes. La incineración en estas plantas destruye los patógenos, materia orgánica y otros compuestos nocivos que se encuentran en la basura.

Existen plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS ubicadas en parques públicos y recreativos, como en Dinamarca y Austria. Además, los residuos sólidos urbanos (RSU) que ingresan a una instalación de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS se manipulan en instalaciones completamente cerradas que se mantienen bajo presión negativa de aire; este aire luego se inyecta directamente a las calderas, para así destruir cualquier olor.

 

Pregunta: ¿Es cierto que la conversión de residuos en energía es una importante fuente tanto de emisiones como de residuos tóxicos que contienen dioxinas, mercurio, plomo y otras sustancias peligrosas?

Respuesta: No. Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS que operan actualmente cumplen o sobrepasan las regulaciones MACT (Maximum Achievable Control Technology) emitidas por la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA) en los EE.UU., estas plantas gastaron mil millones de dólares para readaptar sus equipos de control de contaminación y cumplir con los más estrictos estándares del gobierno federal. "La actualización del sistema de control de emisiones de los grandes combustores para superar los requisitos de la sección 129 de Ley de Aire Limpio (Clean Air Act) es un logro impresionante", comentó el organismo federal en su momento.

La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca cumple y sobrepasa con todos los requisitos de las regulaciones vigentes, tanto nacionales como internacionales.

 

Pregunta: ¿Es segura la ceniza resultante del proceso de las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS?

Respuesta: Sí, la ceniza de las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS es segura. Estos residuos se analizan de acuerdo a las más estrictas pruebas de lixiviación estatales y federales y se ha demostrado que es seguro reutilizarlas. La VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS reduce el volumen de basura en un 90%, resultando en una disminución del 90% en la cantidad de tierra necesaria para la disposición de basura en rellenos sanitario.

 

Pregunta: ¿La valorización energética de Residuos Sólidos Urbanos compite con el reciclaje?

Respuesta: No, la transformación de residuos en energía no compite con el reciclaje. De hecho, los municipios con plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS tienen una tasa de reciclaje más alta que la del resto de los EE.UU. Estas plantas recuperan anualmente para el reciclaje más de 700,000 toneladas de metales ferrosos.

 

Pregunta: ¿Estas plantas son seguras para sus empleados?

Respuesta: Sí. Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS priorizan al máximo la seguridad para sus trabajadores. En los EE.UU. varios organismos han trabajado en conjunto con la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) para este fin.

La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca cumple con la normatividad vigente en materia de seguridad y salud industrial.

 

Pregunta: ¿Qué tipos de empleos se generarán y que calidad de empleos y sueldos tendrán?

Respuesta: Las plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS generan empleos formales, bien remunerados y de alta especialización. Como en cualquier otra industria, también se contarán con plazas para las actividades básicas y menos especializadas. Todas las plazas estarán alineadas a la normatividad vigente en materia laboral. El rango se sueldos comprenderá desde niveles gerenciales, administrativos y técnicos hasta operativos básicos.

 

Pregunta: ¿Qué residuos resultan del proceso de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS?

Respuesta: Todos los Residuos Sólidos Urbanos que ingresen a la planta se procesarán primero para extraer los materiales reciclables y los residuos orgánicos. Después, con los residuos que no son reciclables, se producirá energía eléctrica. En caso de que algún municipio envíe residuos que no sean residuos sólidos urbanos (RSU), estos se reenviarán a centros especializados y autorizados para su tratamiento y disposición.

Las cenizas producto de la generación de vapor y energía eléctrica, se utilizarán como agregados en materiales de construcción y asfaltos.

 

Pregunta: ¿La basura que estará en la planta, como se almacenará antes de su proceso?

Respuesta: Todos los residuos sólidos urbanos (RSU) primero se inspeccionarán para luego ser almacenados temporalmente en un área cerrada de 8,410 m2. El combustible derivado de residuos (CDR); que es la basura que ya no se puede reciclar, se almacenará temporalmente en un área cerrada de 4,800 m2.

Tanto el RSU como el CDR no estarán al aire libre. Los edificios estarán presurizados con aire de afuera hacia dentro para evitar la emisión de olores, el aire utilizado para la presurización se utilizará para la generación de energía eléctrica, para destruir los olores. La empresa no tendrá rellenos sanitarios al aire libre en la planta o cerca de esta.

 

Pregunta: ¿Con qué infraestructura se contará y qué diferencia hay con otros proyectos similares que se han interrumpido y no se han terminado?

Inicialmente, se contará con tres centros de transferencia (Huichapan, Tula y Mineral de la Reforma) y una planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS en Tizayuca, Hidalgo.

Es el primer proyecto de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de gran escala de México y América Latina bajo un esquema de asociación público-privada a nivel estatal, lo cual garantiza la viabilidad financiera del proyecto a largo plazo. Los proyectos que han interrumpido y que no se han terminado, han estado enfocados en soluciones locales de menor escala y bajo esquemas de concesiones que no perduran con el tiempo, ya que no existe viabilidad financiera a largo plazo.

La tecnología de la planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS en Tizayuca, Hidalgo también es diferente a muchas otras propuestas similares que no solucionan el problema conforme a las mejores prácticas internacionales, tal y como lo recomienda la ONU.

 

Pregunta: ¿Qué consecuencias genera la incineración de la basura?

Respuesta: Hay que remarcar la gran diferencia que existe entre la incineración y la quema descontrolada de residuos sólidos urbanos (RSU). LA INCINERACIÓN; como la que tiene lugar en una planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS, se realiza bajo estrictos controles de tiempo de residencia, temperatura y oxigenación. Estas condiciones producen una combustión casi perfecta y como consecuencia, las emisiones son prácticamente imperceptibles. Por otro lado, LA QUEMA DESCONTROLADA e indiscriminada; como la que actualmente ocurre en los vertederos informales de basura en México, ser realiza bajo condiciones pobres de oxígeno y temperatura lo que ocasiona una combustión incompleta y la alta emisión de contaminantes a la atmósfera. Esto último, sí tiene un grave impacto en el medio ambiente y en la salud de las personas.

No existen estudios formales ni de entidades científicas neutrales que demuestren que la VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS moderna afecte a las personas que viven alrededor de éstas. Sin embargo, existen un gran número de estudios sobre tiraderos y rellenos sanitarios que demuestran los serios daños que generan al medio ambiente y a salud de las personas que habitan cerca de estos.

 

Pregunta: ¿Cómo describiría en pocas palabras el proyecto y la operación de la planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS?

Respuesta: El proyecto consiste en la construcción y operación de la primera planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de México y Latinoamérica. La planta está diseñada para la recepción de 2,800 ton/día de residuos sólidos urbanos (RSU), cuya finalidad es recuperar materiales reciclables, producir combustible derivado de residuos no reciclables y con este último, generar energía eléctrica limpia. La planta consiste en dos líneas de recuperación de reciclables las cuales también producen el combustible derivado de residuos (CDR), el cual es alimentado a dos sistemas de combustión o calderas independientes basados en tecnología de lecho fluidizado circulante (CFB). Las calderas generan vapor supercalentado a alta presión para accionar un turbogenerador diseñado para producir 55 MW brutos de energía eléctrica. Se contará con dos sistemas de control de emisiones, uno para cada caldera. Esta planta operará las 24 horas del día, los 365 días del año e incluirá tecnologías probadas de conversión de residuos a energía y los sistemas de automatización y control de emisiones más modernos.

 

Pregunta: ¿En qué consiste el sistema de recuperación de materiales y preparación de combustible derivado de residuos (CDR)?

Respuesta: Los residuos sólidos urbanos (RSU) serán transportados desde los municipios hacia la planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS por medio de camión o ferrocarril. Una vez inspeccionados, serán descargados en el edificio destinado para dicha actividad cuya capacidad es de 2,800 toneladas, el personal inspeccionará los RSU para separar los materiales inaceptables para el proceso. Se utilizarán cargadores frontales para separar los materiales no procesables como pueden ser electrodomésticos, muebles, llantas, etc. Los RSU aceptables serán alimentados al sistema de procesamiento donde pasarán por una banda en la que serán removidos manualmente otros residuos inaceptables como pueden ser metales de gran tamaño, tanques, motores, etc. El sistema de recuperación de reciclables y preparación de combustible se muestra en la siguiente figura.

 

El trommel (o criba) primario está diseñado para abrir las bolsas con basura, romper el vidrio y separar el material menor a 6 pulgadas (15 cm). La fracción de RSU que no separa el trommel primario pasará por un sistema de extracción de metales ferrosos y se triturará con un molino de martillos horizontal para obtener una partícula de 3.5 pulgadas (9 cm) o de menor tamaño. Este material ya se considera un combustible derivado de residuos (CDR).

El material de menos de 6 pulgadas (15 cm) que separa el trommel primario se transporta a través de un magneto para recuperar los materiales ferrosos para luego pasar al trommel secundario el cual está diseñado en dos etapas y produce tres tipos de materiales:

Fracción compuesta vidrio y orgánicos

Fracción rica en aluminio (Al)

Fracción no reciclable para combustible derivado de residuos (CDR)

Cada línea de producción incluirá varios separadores magnéticos estratégicamente posicionados y diseñados para recuperar 90% de los metales ferrosos. El Combustible será transportado al edificio de almacenamiento cuya capacidad será de 3,500 toneladas. Un sistema de transportación de CDR alimentado por cargadores frontales será utilizado para alimentar las dos calderas de lecho fluidizado circulante.

 

Pregunta: ¿Cómo genera el vapor las calderas de lecho fluidizado circulante (CFB) y qué ventajas tiene sobre las tecnologías convencionales?

Respuesta: Cada una de las calderas está diseñada para combustionar 600 ton/día de combustible derivado de residuos (CDR) con un poder calorífico superior (HHV) de 6,170 BTU/lb (3,482 Kcal/kg) y producir 229,000 lb/hora de vapor sobrecalentado a 830 oF (443 oC) y a una presión de 900 psig. El sistema de combustión tendrá una capacidad para manejar combustible derivado de residuos (CDR) con un poder calorífico superior (HHV) entre 4,500 - 7,000 BTU/lb (10,466 - 16,320 KJ/kg).

Cada caldera se alimenta con CDR a través de dosificadores localizados en la pared frontal del horno. Una vez combustionado el CDR en el lecho fluidizado, los gases calientes pasan a un ciclón de alta eficiencia. El ciclón separa los sólidos finos de los gruesos; incluyendo carbón sin incinerar del gas de combustión y los regresa al horno, ofreciendo una combustión completa. La sección transversal de la caldera y los equipos de control de emisiones pueden apreciarse en la siguiente ilustración.

 

Después del ciclón se encuentra un vestíbulo que contiene un banco de calderas generadoras de vapor y un supercalentador colgante. El área de recuperación de calor (HRA) conforma el segmento final del generador de vapor. Este contiene el supercalentador primario y el economizador. Toda la tubería está diseñada para minimizar la acumulación de depósitos de ceniza. El gas de combustión que sale del economizador pasará a través de los sistemas de control de emisiones antes de salir por la chimenea.

El uso de tecnología de combustión de lecho fluidizado circulante (CFB) ofrece varias ventajas sobre otras tecnologías convencionales como la de parrillas móviles. La tecnología de lecho fluidizado circulante (CFB) incinera el combustible derivado de residuos (CDR) en una suspensión fluida y caliente de arena sílica que se encuentra en un flujo ascendente de gas de combustión. Esta suspensión fluidizada, o “lecho fluidizado” consiste en CDR mezclado con partículas muy calientes (hasta 1,600 oF o 871 oC) de una cama inerte de material que se puede describir como una mezcla de cenizas y arena sílica.

Debido a las diferencias inherentes entre los sistemas de combustión tradicional y los sistemas de combustión CFB, se pueden enmarcar varias ventajas importantes a favor de esta tecnología, como alta eficiencia de combustión, bajas temperaturas de combustión, menor formación de NOx, mayores tiempos de residencia del CDR y menores emisiones a la atmósfera.

 

Pregunta: ¿Este sistema ofrece alta eficiencia de combustión? ¿Cuáles son las ventajas que ofrece en cuanto a emisiones de contaminantes contra otras tecnologías?

Respuesta: La mezcla de partículas calientes inertes de la cama de lecho fluidizado circulante (CFB), el combustible y el aire, da como resultado una combinación de “las tres T´s” de una buena combustión: TIEMPO, TEMPERATURA y TURBULENCIA. La mezcla vigorosa y continua del combustible derivado de residuos (CDR) con aire a una temperatura constante en todo el horno y un largo tiempo de residencia de los gases resulta en una alta eficiencia de combustión. Las capacidades de combustión CFB son enriquecidas por un ciclón de alta eficiencia el cual separa cenizas con carbón sin incinerar del gas de combustión. Estas cenizas se regresan al horno para continuar con la combustión de fracciones de carbón que se puedan incinerar.

Pruebas de diseño de esta tecnología muestran que la pérdida por ignición (LOI) es menor al 1% de carbón en cenizas; dando como resultado una eficiencia de combustión de más del 99%. Los sistemas de combustión convencionales tienen eficiencias de entre el 97% y 98%. Además, se tienen las siguientes ventajas:

Temperaturas relativamente bajas de combustión

Los sistemas de combustión CFB operan en el rango de los 1,525 oF – 1,675 oF (829 oC – 913 oC), esto reduce la posibilidad de daños en la tubería de la caldera, la acumulación de depósitos de cenizas y la posibilidad de corrosión por cloro.

 

Menor formación de NOx

Las bajas temperaturas en el horno de combustión CFB producen menores cantidades de óxido de nitrógeno (NOx) que los sistemas de combustión convencionales de alta temperatura. Además, la introducción de aire de combustión por etapas (elevaciones diferentes del horno) también contribuye a la reducción de las emisiones de NOx. Esta tecnología genera en promedio debajo de 100 ppmv (partes por millón volumen).la cual está por debajo de las tecnologías de combustión convencional por parrillas que generan entre 200 y 250 ppmv.

 

Combustión estable

El proceso de combustión CFB permite que una gran masa térmica circule entre el horno y el ciclón, absorbiendo una gran cantidad de calor que es retenido por esta gran masa de partículas inertes. Esto da al horno inercia térmica la cual mantiene temperaturas estables a lo largo del horno. La mezcla de combustible con aire reduce la posibilidad de zonas calientes o zonas con atmósferas reductoras. Así la tecnología CFB combustiona el CDR, el cual puede variar en composición y poder calorífico.

 

Emisiones de dioxinas dentro de los estándares internacionales más exigentes

La mezcla turbulenta y los tiempos de residencia en la combustión CFB ofrecen una destrucción casi completa de los percusores de dioxinas, inclusive a bajas temperaturas de combustión.

 

Bajas emisiones al aire

Las emisiones al aire son controladas por las características de alta eficiencia de combustión CFB, un sistema reductor no-catalítico selectivo (SNCR) y un sistema semi-seco de lavado de gases y casa de bolsas.

 

Las emisiones de NOx son bajas debido a las características de alta eficiencia de la tecnología de combustión CFB a temperaturas relativamente bajas 1,525 oF – 1,675 oF (829 oC – 913 oC) en conjunto con una combustión por etapas.

 

La acidez de los gases de combustión y las partículas son controladas por una combinación de un sistema semi-seco de lavado de gases y casa de bolsas con textiles diseñados para ese propósito. El lavador de gases atomiza la mezcla de agua con caliza y carbón activado por la que pasan los gases. La casa de bolsas con filtros textiles retiene las partículas y opera con pulsos de aire comprimido en ocho módulos.

 

Un sistema de monitoreo de emisiones continuo (CEM) se usará para controlar y registrar la opacidad del gas de combustión, dióxido de azufre (SO2), dióxido de carbono (CO2), monóxido de carbono (CO), compuestos orgánicos volátiles (VOCs) y óxido de nitrógeno (NOx) asegurando de esta manera el cumplimiento de las normas ambientales vigentes.

 

Pregunta: ¿Qué mantenimientos requieren las calderas de lecho fluidizado circulante (CFB) para que la planta opere cumpliendo con la normatividad vigente de emisiones a la atmósfera?

Respuesta: Las emisiones al aire son controladas por las características de alta eficiencia de combustión CFB, un sistema reductor no-catalítico selectivo (SNCR) y un sistema semi-seco de lavado de gases y casa de bolsas. Estos tres componentes del sistema son fundamentales para la operación y control de emisiones a la atmósfera de las dos calderas de lecho fluidizado circulante (CFB).

Las características de alta eficiencia de combustión CFB se deben de procurar con el mantenimiento del lecho fluidizado circulante (CFB) con el objetivo de que esté libre de partículas metálicas, lo que aumenta la eficiencia de combustión y mantiene las emisiones bajas. El mantenimiento del lecho se realizará en base a los registros de las condiciones de operación del horno y los registros de los sistemas de monitoreo de emisiones continuo (CEM).

El mantenimiento del sistema reductor no-catalítico selectivo (SNCR) y del sistema semi-seco de lavado de gases estará enfocado en procurar la correcta atomización de los fluidos que da como resultado una mayor área de contacto de la partícula del fluido con el gas de combustión. En estos sistemas, el mantenimiento de los componentes de bombeo y los dispositivos de atomización son esenciales para su correcto funcionamiento y el control de las emisiones de NOx y SO2.

El mantenimiento de la casa de bolsas se realizará en base a dos fuentes de información. La primera a través del sistema de monitoreo de emisiones continuo (CEM) con el registro de opacidad del gas de combustión y la segunda en base a la recomendación del fabricante sobre el tiempo máximo de operación del textil. El sistema de monitoreo de emisiones continuo (CEM) auxiliará en detectar si es necesario reemplazar bolsas dañadas. Por otro lado, el fabricante del textil sugerirá la máxima vida útil con el fin de tomar las medidas precautorias y programar un cambio mayor de las bolsas.

 

Pregunta: ¿Cuáles son los beneficios ambientales de la VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS contra los tiraderos a cielo abierto o los rellenos sanitarios?

Respuesta:

Las operaciones de plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS evitan el uso de combustibles fósiles para la generación de energía eléctrica. Una tonelada de RSU valorizada energéticamente evita el consumo de un barril de petróleo (35 galones) o 0.25 toneladas de carbón altamente contaminante.

Se ha estimado que una tonelada de RSU que se valoriza energéticamente en lugar de ser dispuesta en un vertedero, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 1.5 toneladas de dióxido de carbono (CO2).

No tienen las emisiones de aguas contaminantes que generan los vertederos de basura.

Repercuten favorablemente en la disminución del espacio necesario para rellenos sanitarios en un 90%.

Pueden ser una solución para limpiar vertederos clandestinos y rellenos sanitarios.

 

Pregunta: ¿Dónde se localizan instalaciones de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS en los EE.UU.?

Respuesta: En los EE.UU., hay 102 instalaciones ubicadas en 29 estados. Para obtener una lista detallada consultar www.wte.org

 

Pregunta: ¿Con qué frecuencia y dónde se construyen nuevas plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS?

Respuesta: En los EE.UU., la mayoría de las plantas operativas hoy en día fueron construidas en el período de 1980-1995. Los bajos precios de la energía y los costos de disposición de los vertederos de basura se redujeron a mediados de los años 1990 lo que dificultó el desarrollar nuevos proyectos. Nuevas unidades se están desarrollando en varios estados, incluyendo la Florida, Hawaii, Massachusetts, Pennsylvania, y Minnesota. En el mundo, ha habido más de 60 nuevas plantas construidas desde 1996 y algunas están en construcción actualmente. En total, hay más de 600 plantas de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS en el mundo ubicadas en 37 países.

 

Pregunta: ¿La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca es vieja u obsoleta?

Respuesta: No. Las máquinas de la planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca fueron fabricadas a finales de la década de los noventa. La década de los noventa es el periodo de construcción de la mayoría de las plantas de este tipo en países desarrollados. Consideradas modernas y limpias bajo cualquier estándar internacional, sobre todo en el tema de control de emisiones a la atmósfera. Las máquinas se someten a revisión estricta y mantenimiento exhaustivo por especialistas. Se enriquecerá el diseño original con las más innovadoras y avanzadas tecnologías de control automatizado de procesos, separación de reciclables, monitoreo y control de emisiones. Será una de las plantas en su tipo más avanzadas del mundo.

 

Pregunta: ¿Qué cantidad de cenizas resultan del proceso de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS? ¿Pueden las cenizas ser utilizadas para algo útil?

Respuesta: Se generan 188.5 ton/día de cenizas o el 6.7% del RSU que se utiliza para producir energía eléctrica. Tanto las cenizas volantes como las de fondo han sido reutilizadas en la construcción desde principios de los años setenta. Las aplicaciones más comunes son el material de sub-base, los rellenos estructurales, y como agregado en asfaltos y concretos. La reutilización de estas cenizas alcanza un 70% en Alemania y 90% en los Países Bajos (Holanda). El gobierno de las Bermudas utiliza toda la ceniza (100%) en elementos de hormigón para arrecifes artificiales o reducciones en tierra. El organismo Waste-to-Energy Research and Technology Council está dirigiendo un enfoque innovador hacia la comprensión y el uso benéfico de las cenizas. Un grupo de investigación interdisciplinario e interinstitucional llevará a cabo un proyecto integral en aplicaciones de reutilización como agregado de ingeniería, bloques de cemento, asfalto, remediación de campos, minas abandonadas y concretos hidráulicos.

 

Pregunta: ¿Se utiliza agua en el proceso de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS?

Respuesta: La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS de Tizayuca requiere de agua para generar vapor supercalentado y accionar un turbogenerador de energía eléctrica. Incluirá tecnología de condensación de vapor a base de enfriamiento por aire (ACC). Esto permitirá reducir el consumo nominal de la planta estipulada en la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA-P) de 520 m3/día. La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS obtendrá el agua de diversas fuentes como son subterránea, recolección de agua de lluvia y agua tratada. Contamos con la factibilidad de servicios municipales para agua y alcantarillado 004-FACT-CAAMTH-15 y 001-FACT-ACTUALIZACIÓN-2016.

 

Pregunta: ¿La planta de VALORIZACIÓN ENERGÉTICA DE RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS cuenta con todos los permisos pertinentes?

Respuesta: SI. El proyecto cuenta con todos los permisos pertinentes:

Federales

Manifestación de Impacto Ambiental (SEMARNAT).

Título de Permiso para la Generación de Energía Eléctrica (CRE).

Estatales

Autorización Condicionada por Excepción (SEMARNATH).

Municipales

Licencia de Construcción (Secretaría de Obras Públicas).

Licencia de Uso de Suelo Industrial y de Servicios (Instituto Municipal de Desarrollo Urbano y Vivienda).

Factibilidad de Servicios de Agua y Alcantarillado (CAAMTH).

 

Pregunta: ¿De qué partes del estado de Hidalgo o del país provendrán los desechos?

Respuesta: La administración pública estatal en los ramos energético y ambiental a través de la gestión ante la LXII Legislatura del Honorable Congreso Constitucional del Estado Libre y Soberano de Hidalgo aprobó el día 14 de febrero del año 2015 la autorización para emprender un Proyecto de Asociación Público Privada (APP), publicado en el Tomo CXLVIII del Periódico Oficial del Estado de Hidalgo, que contiene la resolución en donde se emite el Decreto por el cual “SE AUTORIZA AL EJECUTIVO DEL ESTADO, ASÍ COMO A LOS MUNICIPIOS PARA QUE PUEDAN CELEBRAR CONTRATO DE ASOCIACIÓN PÚBLICO PRIVADA MIXTO PARA EL SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA ESTATAL Y/O MUNICIPAL, POR FUENTES RENOVABLES Y/O ALTERNATIVAS DE GENERACIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA”, (“Proyecto”). El esquema aprobado promueve un desarrollo eficiente y es un hito sin precedente a nivel nacional ya que propicia la mitigación de los problemas generados por la incorrecta disposición de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) así como su aprovechamiento para la generación de energía eléctrica, lo que genera beneficios directos para los municipios que decidan adherirse al Proyecto bajo los términos contenidos en el Decreto Aprobatorio. Los RSU provendrán de cualquier municipio del estado de Hidalgo que decida adherirse al esquema aprobado. Hasta el momento no se cuenta con ningún convenio fuera del estado de Hidalgo.